martes, 7 de agosto de 2012

Reeducación del suelo pélvico & Reeducación postural. Entrevista a Estela López


Lo prometido es deuda.

A continuación os transcribo la entrevista que realizaron a mi compi Estela López, fisioterapeuta en Cies Fisioterapia, para el nº9 de Actualidad Mezierista- publicación interna para socios de AMIF (Asociación Mezieriesta Iberoamericana de Fisioterapia)sobre su labor como fisioterapeuta para la reeducación del suelo pélvico. Es un poco extensa pero fácil de seguir, ¡y merece la pena! ;)

¿Cuanto hace que te dedicas a la reeducación del suelo pélvico?

En realidad, hace tan sólo un año que terminé la formación para especializarme. Sin embargo, me
entusiasma tanto este campo, y le dedico tanto tiempo y esfuerzo, que me da la sensación de que
llevo años metida en el mundillo de la pelviperineología.

¿Por qué te interesó esta especialidad?

En primer lugar, era un terreno profesional aún por explotar, especialmente en la localidad en la que
trabajo. Por eso pensé que merecía la pena apostar por una fisioterapia diferente.

Por otro lado, a lo largo de los años he ido observando cómo este tipo de patologías afectan física y
emocionalmente a quien las padece. Sin embargo, por tabúes sociales, eran pocos los que buscaban
soluciones. Y, si lo hacían, probablemente se encontrasen con una indiferencia dentro del ámbito
sanitario que los invitaba a la resignación. Era necesario un cambio, saltar la barrera del tabú social,
y me apetecía estar dentro de ese ámbito para intentar aportar aquellas soluciones que los pacientes
buscaban.

¿Crees en el trabajo multidisciplinar dentro de tu especialidad? ¿La aplicas?

Por supuesto que sí. Casi todos los pacientes que acuden a consulta han visitado un médico
especialista con anterioridad: ginecólogos, urólogos, coloproctólogos, sexólogos, matronas... Es
absolutamente necesario conocer sus diagnósticos, y qué formas de tratamiento farmacológico o
quirúrgico manejan, para poder adecuar lo mejor posible nuestro trabajo.
Y este conocimiento debería ser recíproco, claro.

El trabajo multidisplinar es uno de mis objetivos. Creo que se puede aprender y aportar mucho,
y siempre que tengo oportunidad, mantengo contacto con los médicos de mis pacientes. En la
mayoría de los casos, he encontrado una buena acogida, pero reconozco que el camino es largo.
Aún me queda una batalla pendiente: las matronas. Sin generalizar, por mi experiencia, son las más
reacias a aceptar nuestra intervención, tanto en el embarazo como en el parto en sí. Pero repito, esta
opinión está basada en mis experiencias personales... A lo mejor, en otras localidades es diferente...




¿Crees que la mujer tiene conocimiento de la importancia de su perine?

Creo que hay un factor determinante: la edad. Las mujeres de mediana edad (50 años) admiten
como normal que su periné no funcione bien, y no le dan importancia. ¡Aunque la tiene!
Si aún son más mayores, ni se lo cuestionan, y probablemente, por la generación a la que han
pertenecido, ni si quiera reconozcan su zona genital y perineal.

Sin embargo, las mujeres jóvenes sí le dan importancia. Es una inquietud reciente en el tiempo,
pero es algo que ya se observa entre la población. La mujer joven sí sabe que su periné puede sufrir
alteraciones por diversos factores, y sabe que puede repercutir en su calidad de vida, algo que le
preocupa cada vez más.

Suelo realizar talleres informativos de la Fisioterapia en Suelo Pélvico, porque hay mucho
desconocimiento en cuanto a esta especialidad. Y me encuentro con mujeres, ¡y hombres!,
verdaderamente hambrientos de información, interesados en conocer más sobre su periné.
Les descubres cosas y les encanta!!

¿Crees en el trabajo preventivo del periné?

Ya no sólo es que yo lo crea, sino que hay estudios que afirman que gracias a ciertos tratamientos
de fisioterapia conservadora, previos a circunstancias de riesgo, como puede ser una cirugía, las
consecuencias relativas a incontinencias, prolapsos y demás patologías perineales, se ven reducidas
considerablemente.

Las influencias orientales que culturalmente viene experimentando nuestro país, están
consiguiendo que el individuo cada vez vele más por su salud, desde un punto de vista preventivo.
Afortunadamente, se observa más una búsqueda del bienestar general, para mejorar la calidad
de vida, y evitar el deterioro del cuerpo. En este sentido, también la zona perineal se está viendo
beneficiada, y la mentalidad de la gente está más receptiva a tratamientos para mejorar el suelo
pélvico, porque, aunque no sepan demasiado, sí saben que les va a beneficiar a la larga.

Personalmente, yo intento promover ese carácter de prevención entre la gente que conozco.
Explicando cómo es nuestro periné, cómo funciona, y por qué es necesario que esté sano. Quiero
que entiendan por qué es beneficioso realizar ejercicios de toma de conciencia, de fortalecimiento,
ejercicios posturales, etc... De momento, parece que lo estoy consiguiendo, así que, genial, me
motiva a seguir por ese camino.

¿Que evolución ha tenido esta especialidad dentro de la fisioterapia?

Fue en 1948 cuando el Dr. Arnold Kegel publicó su primer artículo sobre los beneficios de
los ejercicios de fortalecimiento perineal, los famosos ejercicios de Kegel. Desde entonces, se
empezaron a desarrollar más técnicas de fisioterapia aplicadas al periné. Sin embargo, no eran
muchos los profesionales sanitarios que sabían verdaderamente qué se hacía, de manera que lo
desacreditaban. Eso nos dificultaba aún más el crecimiento en este ámbito, porque, si el médico
decía “fisioterapia, ¿para qué?”, el paciente no iba a opinar lo contrario, claro!

Pasito a pasito, se ha ido consiguiendo que nos tengan más en cuenta, y que defiendan que la
fisioterapia es una herramienta a considerar para solventar una patología abdominopelviperineal.
Por ser tratamientos no invasivos, cada vez hay más médicos especialistas que los contemplan
como primera vía de trabajo, previo a la cirugía. No es tanto así en el postoperatorio, pero bueno,
aún queda mucho por conseguir....

Este crecimiento también se observa en la cantidad de fisioterapeutas que hoy por hoy se dedican a
esta especialidad. Cuando hace no más de 10 años, no le interesaba prácticamente a ningún
fisioterapeuta (la traumatología siempre ha sido la estrella), actualmente, un alto porcentaje
empieza a aprender algo sobre el tema; y en los másters de formación especializada, ¡¡hay listas de
espera importantes!!

Como mezierista, ¿qué crees que puede aportar el Método Mézières a los pacientes con
afecciones uro-ginecológicas? ¿Trabajas la combinación de ambas especialidades?

Puede aportar tanto, que para mí, ha llegado a ser la base en mis tratamientos. Son muchas las
técnicas de fisioterapia que se utilizan para abordar estas patologías, y al final cada uno tiende a
escoger su camino. Hay quien trabaja sobre todo con electroterapia y biofeed-back, hay quien hace
ejercicios perineales exclusivamente....y hay quien tiene en cuenta la relación del suelo pélvico con
la postura, y trabaja más en este sentido.

Resumiendo: si queremos reforzar nuestro suelo pélvico, no debemos olvidar que forma parte de un complejo abdomino-lumbo-pelvi-perineal, que nos obliga a no observarlo de manera aislada. Si
además, tenemos en cuenta que este complejo también está sujeto a las influencias del tórax,
hombros, cabeza, así como de los miembros inferiores.... tendremos que rearmonizar la postura para
conseguir nuestro objetivo.

La musculatura profunda del periné se activa considerablemente en posturas de autoelongación,
algo primordial en el Método Mézières. Por otra parte, los desequilibrios en las cadenas musculares
que conllevan por ejemplo una hiperlordosis lumbar, o una protracción de hombros, con
abombamiento del abdomen y cabeza anteriorizada, o un bloqueo de la movilidad de la pelvis, van
a derivar directamente en un aumento en las fuerzas de presión ejercidas sobre el periné.

En mi intención de liberar al periné de fuerzas descendentes, así como conseguir la liberación de los
anclajes óseos y articulares de su musculatura, para conseguir una mejor función de la misma, mi
formación como mezierista me ha dado hasta ahora la clave del éxito en los tratamientos. No quiere
decir que no aplique un biofeedback de vez en cuando, pero la línea de trabajo desde el punto de
vista de la globalidad por el Método Mézières, es la que más me identifica.

¿Como ves el futuro de la reeducación del suelo pélvico en el mundo de la fisioterapia?

Creo que dentro de unos años en casi todos los centros de fisioterapia se ofertarán tratamientos
de suelo pélvico, porque ya se están dando cursitos de fin de semana de fácil acceso. Los
fisioterapeutas sabemos que es algo que está emergiendo ahora, y quien más quien menos, quiere
beneficiarse de esa ampliación de público en sus consultas.

Sin embargo, profesionales especializados, que se dediquen por completo a estas patologías, no
habrá tantos, y tendremos que luchar mucho para defender el trabajo bien hecho. Supongo que
como en todos los terrenos de la fisioterapia, la verdad....

¿Hacia qué tipo de pacientes va dirigida la fisioterapia pelviperineal?

En realidad, todos somos vulnerables a padecer una patología propia del periné, por lo que, desde
un punto de vista conservador, va dirigida a todo el mundo. Por otro lado, como tratamiento por
patología, podemos encontrarnos todo tipo de pacientes.

Los niños acuden a consulta por enuresis, estreñimiento, malformaciones anales, etc.... y hay que
reeducarlos en la toma de conciencia e integración de sus esfínteres.

Los hombres suelen presentar incontinencias urinarias por problemas de próstata, estreñimiento,
disfunciones eréctiles....

Las mujeres, por incontiencias, prolapsos tras el parto, preparación al parto, recuperación postparto,
problemas sexuales, etc...son las que más acuden a consulta.

Así que, el pensamiento generalizado que existe en la sociedad de que el suelo pélvico sólo es
importante para las embarazadas es totalmente erróneo.

¿Cuál es el perfil de pacientes que piden ayuda?

Derivados por el médico especialista, son pocos los que vienen a la consulta. Es más un interés
particular del paciente en la mayoría de los casos. Quizás, las que más solicitan tratamiento son las
mujeres embarazadas, tanto para preparar su cuerpo para el parto, como para recuperar su tono
abdominal y perineal en el postparto.

Pero tengo que decir que me sorprendí cuando observé que los que más me llamaban por
incontinencias urinarias eran hombres. Y es que, la mujer está acostumbrada a llevar un medio
de absorción en su braguita, pero para un hombre, llevar un pañal, es algo muy difícil de asimilar
emocionalmente.

Por otro lado, es mucha la gente joven que quiere saber ejercicios para mejorar la calidad de sus
relaciones sexuales, así que, hago talleres informativos sobre sexualidad de vez en cuando. Este
es un terreno que me gustaría trabajar más, pero es el más complicado dentro de la fisioterapia
pelviperineal, porque, aunque parezca mentira en el siglo en el que estamos, el tabú del que os
hablaba al principio está muy instaurado todavía en la sociedad.

¿Los pacientes se muestran receptivos a estas terapias? Realmente, hasta ahora, siempre se ha relacionado un fisioterapeuta con un masaje o con vendaje.

Bueno, al principio les sorprende un poco, pero explicándoselo con calma y con naturalidad, lo
entienden, y lo asumen. Al utilizar tratamientos invasivos dentro de una zona tan íntima para ellos,
es necesario que firmen un consentimiento informado, y, aunque parezca una tontería, el hecho de
conocer y admitir el tratamiento que van a recibir, les ayuda a relajarse.

De todos modos, no siempre trabajo a nivel individual, sino que organizo diferentes grupos de
trabajo, y esto les atrae mucho más, porque lo disfrutan mucho. Por ejemplo, las embarazadas en
el pre-parto están encantadas; y más aún cuando tienen ya a su bebé, y se lo traen para realizar sus
ejercicios de recuperación abdominal y perineal en el pos-parto. La verdad es que estas sesiones son
preciosas, tanto para ellas como para mi.

miércoles, 1 de agosto de 2012

Recursos sobre Gimnasia Abdominal Hipopresiva

A petición de varios compañeros fisioterapeutas a través de Twitter, a continuación os comparto una serie de recursos útiles que me ha pasado Estela para obtener información sobre Gimnasia Abdominal Hipopresiva

Estela López es mi compañera de trabajo, socia y sobre todo amiga. Es especialista en Fisioterapia en uroginecología por el Máster de Fisioterapia en pelviperineología de la Universidad de Castilla- La Mancha y a parte de su trabajo individual en pacientes con patología uroginecológica susceptibles de fisioterapia, dirige desde hace unos meses varios grupos de Gimnasia Abdominal Hipopresiva. 

Brevemente, la Gimnasia Abdominal Hipopresiva consiste en realizar ejercicios respiratorios con contracción abdomino-diafragmática dirigidos a mejorar el tono de la musculatura abdominal y pélvica sin aumentar la presión abdominal. 

@FisioAso escribió un artículo muy completo en el Blog de Fisioterapia en Atención primaria: 






Estas son algunas páginas de facebook que suelen moverse en el grupo de Fisioterapia en Suelo Pélvico en el que participa Estela, en las que se vuelca bastante información:



Por otro lado, no tenemos referencias conocidas en otras localidades de centros concretos donde se trabaje (bien) este método, a parte del nuestro, ;) @CiesFisio en Talavera de la Reina,  pero en este vídeo se muestra cómo encontrar un profesional formado en el método, por la formación de Marzel Caufriez, en la localidad que se necesite:



Parece ser que la formación se dirige tanto a monitores deportivos, como a fisioterapeutas, por lo que sería importante recomendar que se acuda siempre a un fisioterapeuta, ya que la gimnasia abdominal hipopresiva no deja de ser un método que, en nuestra opinión, debería ser integrado en un trabajo postural, y los conocimientos de globalidad y cadenas musculares de unos y otros no suelen ser ni mucho menos comparables. Si a esto sumamos que para una correcta praxis de los ejercicios se necesita saber corregir a la persona que lo realiza, aún es más complejo. Cuando una persona quiere apuntarse a hipopresiva y presenta bastantes limitaciones musculo-esqueléticas (escoliosis, adaptaciones posturales que le provocan bloqueos, predominios de determinadas cadenas, etc...) hay que saber adaptar los ejercicios, para no caer en forzar al cuerpo y provocar patologías. En definitiva, desde nuestro punto de vista y de la manera en que vemos que se debe trabajar respecto a un trabajo postural, SIEMPRE FISIOTERAPEUTA.




Algunas personas comparan esta forma de trabajo corporal con Pilates. Efectivamente, no es Pilates, aunque tiene ciertos aspectos en común en cuanto a control motor y postural. Como decimos, para poder hacer BIEN abdominales hipopresivos se necesita un trabajo postural previo, con corrección de las compensaciones y de las limitaciones de los segmentos corporales, con trabajo de conciencia corporal sin olvidar el aspecto propioceptivo de los ejercicios. En nuestro caso lo integramos con un trabajo postural basado en el Método Mézières, e imagino que si alguien lo integra en un trabajo postural basado en Pilates, será igual de correcto. Aún así, no tenemos formación en Pilates pero por lo que hemos oído, algunos "puristas" del Método Pilates no lo consideran compatible.

¡Y es lo que os puedo contar por el momento! Podéis dejar los comentarios que queráis, que se los haré llegar a Estela para que los lea y os pueda dar más información directa.

En una próxima entrada publicaré la entrevista que hicieron a Estela nuestros compañeros de Actualidad Mézierista, que si bien se centra principalmente en la reeducación del suelo pélvico, hace mención también a la Gimnasia Abdominal Hipopresiva como herramienta a integrar en el trabajo de las patologías del periné.

Páginas vistas la semana pasada