domingo, 29 de enero de 2012

¡Respira! (II)

Trasteando por la web, he encontrado un blog que habla sobre "Hábitos Zen" (Zenhabits, por Leo Babauta @zen_habits) y curiosamente, el primer post que he leído se titula "Breath" (REspira) y bueno, como hace unos meses escribí justo una entrada que titulé precisamente así, REspira, hablando de la importancia que tiene la respiración a nivel físico, creo que podría ser interesante plasmar ahora el aspecto beneficioso que sobre nuestra mente tiene el hecho de respirar y así completar la visión sobre la importancia de la respiración.

Os dejo el enlace en inglés: Breath, por Leo Babauta

Y os lo traduzco, para los que no sois muy amigos de los idiomas ;)

Mientras, copiando el formato de @clcclcclc de acompañar la lectura con música, podéis escuchar este precioso tema de Anna Nalick, Breathe, que nos enseña que en la vida no hay un ctrl+Z para reiniciar, ni un botón para rebobinar, y lo que mejor puedes hacer en respirar y seguir adelante...







Respira.

Respirar puede transformar tu vida.


Si te sientes estresad@ y agobiad@, respira.
Te calmará, y relajará las tensiones.

Si te preocupa un problema futuro o bien algo que ya pasó, respira.
Respirar te devolverá al momento presente.

Si estás desanimado y has olvidado tu propósito en la vida, respira.    
Te recordará lo preciosa que es la vida, y que cada respiro en esta vida es un regalo que tienes que apreciar y agradecer. Aprovecha al máximo este regalo.

Si tienes muchas tareas que hacer, o te pierdes en tu día de trabajo, respira.
Te ayudará a enfocar, a concentrarte en la tarea más importante en la que necesites estar centrado justo ahora.

Si estás pasando tiempo con alguien a quien quieres, respira.
Te permitirá estar PRESENTE con esa persona, más que estar pensando en el trabajo o en otras cosas que tengas que hacer.

Si estás haciendo ejercicio, respira. Te ayudará a disfrutar del ejercicio, y en consecuencia a continuar con ello durante más tiempo.

Si te mueves muy rápido, respira.
Te recordará que debes ir más despacio y disfrutar más de la vida.

Así que respira. Y disfruta de cada momento de esta vida. Los momentos son demasiado efímeros y escasos como para desperdiciarlos.

Una idea:
Pon la palabra “Respira” como salvapantallas o en tu escritorio, o ponte una nota en la pared o en el frigorífico.
Y hazlo, respira, cada vez que lo veas.

¡¡Felíz semana a tod@s y (de nuevo) que no se os olvide respirar!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas la semana pasada